Salud

El Covid-19 ha robado el brillo de los años dorados…

Si bien es cierto que el coronavirus no tiene raza ni sombra, un punto es claro: ha sido vicioso contra los mayores, pero eso no debería ser una razón para dejar de vivir.

En estos tiempos difíciles estamos viviendo sin vivir. Ahora lo cotidiano es pasear con el miedo sobre los hombros porque hoy en día especialmente el ser humano exige estar en problemas ideales así como proveerse de afectos para el bienestar psicológico.

Digo esto porque sabemos que es cierto que el virus afecta mucho más a los individuos mayores, pero no nos hemos detenido a creer que si el Covid-19 no les hace daño, la soledad lo hará, al no estar cerca de sus seres queridos», describe Carmen Virginia Rodríguez, médico psicoterapeuta, así como terapeuta de familiares.

Su consideración no sugiere que deban ver o que los ancianos deban salir a la calle, sino que deben ser ayudados mentalmente para que comprendan que aunque el virus esté merodeando, hay varias otras cosas que pueden hacerse para que la recreación y también la preocupación no sean un reto en la plenitud con la que deben vivir sus años dorados.

Rodríguez, del Grupo Profesional Psicológicamente, preserva que la salud psicológica es un área que está siendo ignorada. \No la estamos viendo en su simple dimensión como debería ser, con sus impactos y también efectos de momento y a medio o largo plazo. Todos los días vemos que personas de todas las edades terminan deprimidas clínicamente y también ansiosas, o establecen algún tipo de condición debido al encierro y también tienen miedo de que se haya desarrollado alrededor del virus, y que no sea saludable y equilibrado».

El profesional comprende que es cierto que hay un virus, es cierto que hay que lidiar con uno mismo, es cierto que sin embargo muchas personas han muerto realmente, sin embargo aún así, la vida se lleva a cabo, y también es cierto que seguirá adelante. La rutina de todos se ha visto afectada de alguna manera.

que siente el aislamiento de una manera más frustrante, tenemos que ver cómo estando en sus años dorados, que requieren mucho afecto, pueden estar aún más solos», explica Rodríguez.

Él comprende que inevitablemente, esto puede resultar en situaciones de infelicidad, ansiedad y también depresión clínica. Lo mismo se puede ver en los niños y también en los adolescentes, donde el hambre de recreación y disfrute es cada vez más limitada. En este equipo estamos viendo un número creciente de efectos, así como efectos en sus estados de ánimo, encarcelamiento como resultado de la torpeza y la desesperación.

En un sentimiento general

En los adultos y los jóvenes, sin minimizar sus emociones, podrían ser mucho más capaces de manejar estas sensaciones abrumadoras, así como los sentimientos, gracias a su dedicación y capacidad efectiva. Sin embargo, no se escapan y también van a las citas, tanto psicológicas como de otro tipo. \Y también es necesario que lo hagan, hay que entender que en este momento, el acompañamiento, cualquiera que sea la edad, es importante. \Un acompañamiento emocional puede prevenir futuros problemas más profundos, por lo que le aconsejamos que supere su capacidad de control personal, que lo apruebe y que busque ayuda», insta.

Deja un comentario